Buscar palabra o frase: 
Parámetros de Búsqueda:
Lista de Poetas
.Colaboraciones
4ndr3z
Abel Alejandro Sanabria Sanchinel
Abner Caballeros López
Adam Medina
Adeleón
Aguilainez
Alan Iván López
Alan Reyes
Alberto Calderón
Albi Elena Mejía Martínez
Alejandro Camey
Alejandro Conde
Alejandro Cortez
Alejandro de León
Alejandro Osorio
Alejandro Ricci
Alex Montúfar
Alex Palacios
Alexander Cáceres
Alexander Castañeda
Alexander Socop
Alis T. Velasco
Allan B. Tahuite T.
Alma Gamboa
Ana Beatriz Mora
Ana Pivaral
Andrea Isabel Villeda
Andrés Solares Panazza
Angel Pérez Méndez
Angel Sacalxot
Angeli-K
Anissette
Anna Cosenza
Antonio Barillas
Anushca
Aura Marina Castañeda
Aurelio Brito
Bene
Berner J. Gill
Bladimir Cojón
Boris A. Ruiz Sosa
Boris Jacobo Hernández de León
Brayan Zúñiga
Bryan Bojórquez
Bryan Cozano
Bryhan Alexander Armira Lucas
Byron Danilo Hernández
Byron José García Navas
Carla S. H. Martínez
Carlos Alfredo de León Cifuentes
Carlos García Cabrera
Carlos Iván Cobos A.
Carlos Luis González
Carlos Marota
Carlos Melgar
Carlos Ochoa
Carolina Escobar Sarti
Carredano Cristofer
César A. Espinoza Muñoz
César Estrada
César Humberto Ortega Alvarado
Chema Armas
Christian
Christian David Monroy Hernández
Christian Reyes
Cielo
Cintya
Claudia Bermúdez W.
Cristian Gramajo
Cueleman Villacinda
Daniel Barrios
Dany Vargas
David Baten
David Majano
David Rosales
Diego Piedrasanta
Dulce Pradera
E. Phantom
Eber Contreras
Edmar Estuardo Escobar Pérez
Eduardo G.
Eduardo Rosales
Edwin R. Vásquez
Edwin Yanes
Edy Tablas
Eléazar Adolfo Molina Muñoz
Elizabeth Carranza
Elvin G. Muñoz Sandoval
Elzon H. Mejía
Enrique Morataya
Erick Bautista
Erick Isai López López
Erick Salguero Reina
Erik Cheves Reyes
Ernesto Alegría
Ernesto Gabriel
Esteban Sarceño
Estuardo Rodriguez
Estuardo Sosa Urizar
Eva González
Fabrizio Aragón
Feder Vas
Felipa (Chusita)
Félix Navas
Fernanda Alvarado
Fernando
Flor de María Momotic López
Francisca Andrea Alvarado
Francisco Duarte
Francisco Lujan
Francisco Sosa Ruiz
Franklin Espinoza
Fred Sagastume
Fredy Ray
Genaro Castillo
George Reyes
Georgina Palacios
Gerardo Emanuel Narciso Pineda
Gerber
Gerónimo Ramírez
Geyner Hidalgo
Giovanni Ruano
Gladys Isabel Monroy Escobar
Gonzalo Cabrera
Grisell E. Morataya Castro
Guillermo Enrique Salazar Lechuga
Gustavo Padilla Castro
H3c70r P3r32
Harald Ethienne
Héctor Rolando
Henry Benedicto Zúñiga Caal
Herbert Danilo Figueroa Benavente
Hernan Del Valle
Hugo Orozco
Humberto Escobar Sayes
Ismael Ramírez
Iván Guatemala
Jacobo Eduardo Reyes Castillo
Jaime R. Rivas S.
Javier
Javier Arriola
Javier López Barrios
Javier Turnil
Jerver de León
Jessica Marroquin
Jhonatan Francine Gómez Martínez
Joaquín Carranza
Joe Parsons
Joel Salazar
Johnatan Aceituno
Johnny A. Martínez López
Jonatan Hernández
Jonathan Arana
Jonathan Bell
Jorge Fernando Flores Zepeda
Jorge Guerra
Jorge Infante
Jorge Mario Román Marroquín
Jorge Mijangos
Jorge René Castro
José
José Batres
José Del Cid
José Juan Guzman
José Julián Quelex
Joshua Velásquez
Juan Sicay Pop
Judith Miguel
Julia Rodríguez
Julio Leonardo Samayoa Juárez
Julio Rodolfo García Rodas
Karbin David Arevalo
Karla
Karla Gutiérrez
Karolay Mejía
Katherine Luna
Kendrick
Kevin Marcus
Kierk Orochena
Konzeptual
Kunfau
Larry de León
Laura López Guzmán
Leonel Juracán
Leonel Vargas
Leslie Quan
Lester Puac
Letras con Sangre
Ligia Vindas
Liz J. Levy Figueroa
Lola Andrade
Lucy Aldaz
Luis A. Ixcayau Juárez
Luis E. Arriola
Luis Fernando Manrique
Luis Loarca Guzmán
Luis Oliveros
Luis Ostorga
Luisa Fernanda Córdova
Luisa Rodríguez
Luisp Corado
Luna Lilith Cristabel
Luz María
M.C. Vásquez
Madguel A. Santos
Magodeoz
Manuel Rodas
Marco
Marco Antonio Morales Orellana
Marco Nehemias Chávez Coyoy
María Antonieta García Ocaña
María Chavarría
María del Carmen Gaitán
María Jerez
María Porfiria Rivera
Mariela Hernández
Marilinda
Mario Antonio Barrios y B.
Mario Avila
Mario del Cid
Mario Gilberto Andino Dardón
Mario González (Jlbetter)
Mario Rodolfo Utrera Salazar
Mario Vides
Marlon Francisco
Marlon Monroy
Marta Mena
Maru Luarca
Marvin Pineda
Marvin Rafael Sam Chún
Mauricio López Castellanos
Melissa López
Michi Rosas
Miguel Alejandro De León Cardoza
Miguel Cordero
Miguel Racos
Mildred Marroquín
Milton Lorenti
Milton Sandoval
Minoldo Gramajo González
Miriam
Mirna Lissett Carranza
Mishel Alvarez Medina
Mónica A. Garavito
Mónica Navarro
Nancy González Carranza
Neas Moe
Neriant Ramos
Ninoshka Zapata
Noé Chenol Ventura
Noemí Batzin
Olga A. Aragón Castañeda
Omar Alejandro Sontay
Oscar Alexander Escobar
Oscar Arévalo
Oscar Orozco
Oswaldo Rueda
Otto. E. Gutiérrez
Oxwell Lbu
Pablo Hernández M.
Pablo Julieto
Pablo Solórzano Gudiel
Pamela Pacheco Barrios
Paty
Pedro Maldonado
Pedro Marroquín
Perla Espinoza
Poly Cinco
Rafael Argueta
Rafael Carías
Rafael Mérida Cruz-Lascano
Raúl Barrera
Rebeca
Ricardo Boror
Roberto Gabriel Corona
Rodimiro Gramajo
Rodolfo Vicente
Rodrigo
Rodrigo San Marcos
Rodrigo Ventura
Rolando Enrique Rosales Murga
Rossio Rodas
Rubén Darío Chó Tux
Rudy
Rury Morales
San José Allan Noriega
Sandra Julieta Urrutia
Santa
Sergio Tecum
Silvia Fortin
Singer
Sonia Reanda
Stephanie
Tito Espinoza
Tommy Morales Neira
Tony de Jesús
Toto Leiva
Víctor H. Bonilla M.
Víctor Hugo Hernández
Víctor Leiva Recinos
Víctor Santa Rosa
Vladimir Camas Bolaños
Walter González
Wiliams Castañaza
Wilian Noé Ordóñez Z.
Willy E. Morales
Wilton D. Vásquez
Yader Raudez
Alaíde Foppa
Alan Mills
Alfredo Portillo
Ana María Rodas
Antonio Brañas
Arqueles Morales
Carlos Illescas
Carlos López
Carmen Matute
Carolina Alvarado López
Delia Quiñonez
Dina Posada
Edwin Cifuentes
Elizabeth Alvarez
Enrique Noriega
Francisco Morales Santos
Francisco Nájera
Gerardo Guinea Diez
Guisela López
Haroldo Shetemul
Héctor Rodas Andrade
Humberto Ak’abal
Isabel de los Angeles Ruano
Javier Payeras
José Batres Montúfar
José Luis Villatoro
Julia Esquivel
Julio C. Palencia
Julio Fausto Aguilera
Luis Alfredo Arango
Luis Cardoza y Aragón
Luis de Lión
Luz Méndez De La Vega
Manuel José Arce
Marco Antonio Flores
Mario Matute
Mario Payeras
Mario Roberto Morales
Miguel Angel Asturias
Oscar Arturo Palencia
Otoniel Martínez
Otto René Castillo
Otto-Raúl González
Paolo Guinea Diez
Pedro Miguel
René Leiva
Roberto Monzón
Roberto Obregón
Werner Ovalle López
Nos leen en:

Combatientes de corazón. Héctor Rodas Andrade. imprimir | correo
Combatientes de corazón

Galardones
y exaltaciones sin embargo,
a tus hijos
que sufren esfuerzos
para amarte.

Iluminantes sean
sus corazones de luchadores.

Amados sean
los que te aman de verdad,
los que en sus vidas
llevan tu sufrir
y en el alma tu dolor.

Aquellos que luchan aun en el abandono.


Solamente
aquellos
que valientemente
por ti
sus vidas la dan para defenderte
“son preseas”
de tu alma buena
y sus nombres
en tus ojos
jamás morirán.

Bienaventurados sean
los que enfrentan  
conspiraciones,
luego persecuciones  
por amor a tu nombre;
los que por verte feliz se aferran.

Sé que no hay, en todos los corazones, sólo oscuridad.

Oh, patria Guatemala,
sólo aquellos que te aman
prevalecerán por siempre.
¡Iluminantes, sean, sus vidas ejemplares!


Gracias por la sugerencia a Rodolfo Vicente



Mujer. Joe Parsons. imprimir | correo
MUJER

Muchas veces pienso en las mujeres. Esas bellas criaturas con pechos grandes, cintura pequeña y caderas amplias. Con olor a perfume exótico, vestidos que pronuncian sus cuerpos, ojazos, labios sensuales, pelo fluyendo con la brisa. Esas con las  que muchos  hombres sueñan y se sienten rejuvenecidos al echar su "canita al aire". Esas mujeres las cuales causan envidia a los amigos. La que muchos llaman MUJERONAS,

Recuerdo una en particular. Era muy bonita sin ser extravagante. No usaba tallas ajustadas ni trataba ser sexy. Tampoco usaba ropa cara. Ojos azules, los cuales nunca se pintaba. Perfumes baratos pero de buen gusto. Senos normales que sirvieron su propósito cuando fue necesario al igual que sus caderas. ¿La cintura? No siempre regresa a su estado original después de los partos.

Se levantaba a las 4:30 de la mañana a cocinar algo para que sus hijos tuviesen algo que almorzar. Era imposible estar con ellos ya que su trabajo se lo impedía. Salía de la casa a las 6 y regresaba a las 6 salvo los sábados que regresaba a la una. En las noches descansaba mientras cocinaba la cena, lavaba ropa o ayudaba a sus hijos con las tareas. Batallaba diariamente para asegurarse que en su casa hubiese agua y electricidad y algo que comer. No siempre lograba hacerlo.

Era llorona.  En las Navidades, cuando no tenía con que comprarle un juguete a sus hijos. Cuando veía la cara de desilusión en su hijo porque Santa Claus  no le había traído una bicicleta. Por el tercer año consecutivo, y el cuarto, y el quinto y el... Cuando no podía mandar a sus hijos a un colegio privado. Cuando tenía que poner cartón dentro de sus zapatos y los de sus hijos para que no se le entrara el agua. Cuando la soledad llenaba su cama.

Era independiente. Porque la vida la forzó a serlo. Porque el padre de sus hijos no se preocupó nunca de ellos. Se había ido tras una de esas mujeronas que le sonreía y hacia lo que el quisiera en la cama. Que nunca estaba cansada y era un modelo con veinte años menos de antigüedad. Independiente porque no tuvo otra opción.

Era cruel.  Exigía que sus hijos respetaran las reglas de la sociedad y a sus mayores, estudiarán, no dijeran malas palabras, se asearán. Y no dudaba en agarrar un cincho cuando se desobedecían sus reglas. Aunque después llorase  por haberles pegado.

Pasó penas y tristezas al ser juzgada por personas que no la conocían, que hablaban detrás de su espalda mientras fingían ser sus amigas. La divorciada. Esa.

Envejeció antes de lo debido. Se cansó de luchar pero jamás se dio por vencida antes de ver a sus hijos como personas a las cuales les iría bien en la vida. Y murió.

La verdad es que no pienso en las mujeres. Pero si pienso en una, la que me dio amor incondicional. La que sacrificó su vida por mi.   No, no fue mujerona. Pienso que es  término vulgar para describir a una mujer. Ella siempre fue una dama. En estos momentos la veo con una sonrisa en su cara mientras tocan Claro de luna. Y le pido que baile conmigo. Se sonríe, me extiende su mano y bailamos el último vals.

Autor Joseph Joe Parsons
Guatemala agosto 2015
Derechos de autor reservados



A mi hijo. Joe Parsons. imprimir | correo
Para mi Nico.

Esto lo escribí hace varios años. Lo tenia guardado, no sé por qué. Nadie lo había visto hasta ahora.

PALABRAS DE TU VIEJO

La  vida pasa sin darnos cuenta
Mañana  pronto se convertirá en ayer
Lo importante de hoy quedará en el olvido
Mantenerte en el pasado es ya no valer.

Disfruta  tu vida mi hijo querido
Codicia cada momento que vive tu ser
Ignora aquello que no tiene sentido
No  pienses en mañana y menos en el ayer

Hay  cosas que pudieron ser pero no fueron
Ya no importan, déjalas ir
Disfruta todo lo que tu esfuerzo te ha dado
Concentrate en eso que te hace sentir.

Tendrás  amores mi hijo querido.
Seguramente algunos te harán llorar
Pero llegará a tu vida sin duda mi niño
la persona que con Dios formara tu hogar

La vida pasa sin darnos cuenta.
Mañana pronto se convertirá en el ayer
Disfruta tu vida mi hijo querido
Y recuerda este viejo que te vio nacer

Joseph Patrick Parsons Gimenez


En Paz. Abner Caballeros López. imprimir | correo
Bendita vida, bendita agonía.
Bendito día, bendito cielo.
Bendito amor, bendito desamor.
Bendita bendición.

La ciudad arde y lo que ayer fue hoy ya no es.
Todo es nada y nada es todo.
En esta guerra veo el encanto de la guerra.
En esta guerra encuentro la paz.

Sonrisa del cielo.
Calor del hielo.
Llanto del lienzo.
Beso perfecto.

Las nubes bajan y forman un barco.
En ese barco navegamos en este mar de nubes vamos.
En esa sonrisa navegamos.
En esta paz habitamos.

Desde el tercer cielo el guardián envuelve al mundo.
Desde el tercer cielo el guardián guarda silencio.
Desde el tercer cielo el guardián reprende al necio.
Desde el tercer cielo el guardián hace fluir el agua.
Desde el tercer cielo el guardián vigila.

Paz que llevo dentro.
Paz que grita.
Paz la cual no se puede comprar.
Paz, en paz me siento.
En paz me acostare y así mismo dormiré.
Porque solo tu oh Jehová me haces vivir confiado.



GUATEMALA. 19 DE AGOSTO. EN SEGUNDA LECTURA imprimir | correo
GUATEMALA. 19 DE AGOSTO. EN  SEGUNDA LECTURA

Por: Rafael Mérida cruz-Lascano
Prensamerica, Guatemala.


EVANGELIO. “buena nueva” (del griego εὐ, «bien» y αγγέλιον, «mensaje») es según la fe cristiana la buena noticia.
Más fácil, podría creerse,  le es “dar la espala a un ciudadano” que un Gobernante engañar a un pueblo “Ya despierto”.


LA Lectura del mensaje;  En estos días, según el Ministerio Pública y La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG)  dijo el Comisionado, doctor  Iván Velásquez Gómez a sus discípulos:
-«Os aseguro que difícilmente seguirán engañando a las autoridades. Es una justicia que está reclamando toda la población independientemente de su condición política, económica, social y… escuchenme bien, “étnica".

¡Al oírlo, con mucho pavor, renunciaron algunos corruptos, otros temerosos se escondieron, muchos otros que ya han sido (Monzón caerá)  descubiertos tratan de aferrarse a “la cabeza” pero el ladrón que permite y perpetúa el régimen de saqueo, disfrazado de político le da por hacerse el sordo y el ciego ante lo que es irrefutable, se esconde espantado.  Y dice:
-«Entonces, si no sacamos a la CICIG, ¿quién puede salvarse?»

Velásquez  se les quedó mirando y les dijo:
-Cuando se piensa en términos de justicia, es también justicia para todos, no para sectores: Y ya lo dice el refrán, El primera será el último.-

-«Pues nosotros lo hemos dejado todo en el Congreso y aun no hemos saqueado todo; ¿qué nos va a tocar? »

El Ministerio Público, les dijo:
-«Os aseguro: cuando llegue el momento, todo el peso de la ley caerá sobre ustedes, sin importar, que quien ahora  se sienta en el trono, pierda su gloria, también vosotros, los que me habéis delinquido, os sentaréis en su misma mesa.

El que defiende a su Patria, a las Etnias, hermanos o hermanas, padre o madre, mujer, hijos o tierras, recibirá su galardón de “Hombre o Mujer” de Maíz.


Mi Palabra de Honor.

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
"Hombre de Maíz 2009"
Guatemala, C. A


GUATEMALA, 19 de agosto. Primera Lectura. Rafael Mérida Cruz-Lascano imprimir | correo
GUATEMALA. 19 DE AGOSTO. EN PRIMERA LECTURA
Por: Rafael Mérida cruz-Lascano


En sentido general, el término de este evangelio, este mensaje, se  refiere a  que son escritos para los ciudadanos que recogen las primeras predicaciones de la CICIG y cuyo núcleo central de su mensaje es la muerte de la corrupción  y la resurrección de LA PAZ Y LA LIBERTAD del pueblo.

En estos  días, los gobernantes  hicieron lo que las leyes reprueban, dieron culto a los ídolos… “Poder, enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, malversaciones, dar la espalda al ciudadano honesto” ; abandonaron las reglas de la urbanidad, las buenas costumbres de  sus padres, que los había sacado de la ignorancia, y se fueron tras los otros dioses, dioses de las corrupciones, y las adoraron, irritando al ciudadano común y corriente. Abandonaron al pudor y la vergüenza y dieron culto a Baal y a Astarté al no querer ver los grandes desmanes de sus correligionarios. LA CICIG se encolerizó contra la corrupción: los entregó a que perdieran la inmunidad de saqueadores y los encaminó a la Extinción de Dominio, los vendió a los enemigos de alrededor, y la gente del pueblo CON REAL REPUDIO  no podían resistirles.

En todo lo que emprendían, la mano acusadora se les ponía en contra, con el testimonio de plantones constitudinarios en la Plaza da la Constitución,  exactamente cada semana,  como él les había dicho y jurado al recibir el mandato gubernamental, llegando así a una situación desesperada.

Entonces surgieron  jueces, que los acusaban, pero no se contaba que en el ajedrez político, y para burlar las leyes se les unirían. igual que  otras  bandas de salteadores; que ni a leyes, ni a los jueces harían caso, sino que se prostituían con otros cual si fuesen dioses, dándoles culto, desviándose muy pronto de la senda por donde deberían caminar de conformidad a la ley, obedientes a la Constitución.


Cuando se hacía surgir jueces, estaban con el juez para mediante sobornos conducir las leyes a su favor; y… mientras vivía el juez, los salvaba de sus enemigos, porque le daba lástima oírlos gemir bajo el temor de la CICIG.
La Corte de constitución giraba ordenes al Tribunal Supremo Electoral para que se les permitiera, con contra de las leyes vigentes, continuar en su caminar delictivo.


Pero, en cuanto tenían la benevolencia del juez, recaían y se portaban peor, yendo tras la unión otros dioses del averno, rindiéndoles adoración; dejando a toda la ciudadanía con la congoja de ver que no se apartan de sus maldades ni de su conducta obstinada.-

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
"Hombre de Maíz 2009"
Guatemala, C. A.


Tiemblan nuestros cuerpos. Sandra Urrutia. imprimir | correo
TIEMBLAN, TIEMBLAN, NUESTROS CUERPOS

Tiemblan, tiemblan, nuestros cuerpos,
por favor no me tentéis bello príncipe del atardecer,
Porque al mirarte suelo enmudecer,
Para dejar que mis sentidos actúen para ver llover,
Esas gotas de sudor que expiras de amor.
Tus poros al abrirse suelen verter,
Melodías de pasión que envuelven mi corazón,
Y motivas sin querer,
Que me quiera perder
Junto a ti en ese atardecer,
Encendido por la lumbre de querer ser
En tu vida la mujer más querida de tu ser.
Encuentro de miradas por doquier,
Para en ese loco toqueteo de nuestros cuerpos Poder tu mano coger y llevarla a recorrer,
Todo esto tan bonito que tiembla sin querer,
Tiemblan, tiemblan nuestros cuerpos junto al
Fuego que con leña de pasión suele arder,
Me tiro y te arrastro a mi lado para que pueda suceder
Todo eso que añoramos se exhiba entre nuestros abrazos
Y poder sentir esas formas que nos incitan el querer tener
Cada uno esa fuerza piadosa que nos pide elevar y ver
A cada uno la expresión de ese tema que sinceramente
Expresamos con nuestros movimientos de la danza del temer que se termine pero que también inicie de nuevo este maravilloso atardecer.
Tiemblan, tiemblan nuestras manos y se juntan con el poder
Del vino envejecido por la fuerza del mecer sus jugos Y producir el máximo placer,
Igual a la embriaguez que en éste momento vivimos tu y yo
En nuestro pequeño nido reducido
al amor que puede formarse  tan solo por serrrrr
Tiemblan, tiemblan nuestros ojos y nuestras pupilas se dilatan para retener,
Las formas y las llamas, encendidas por todo el amor que podemos encender.
Tiemblan, tiemblan y se acallan nuestros cuerpos después de rendirse
En el suspiro ultimo del placerrrrr.


Guatemala, 2 de octubre de 2009,
Sandra Urrutia


Burbuja. Marco Antonio Morales Orellana. imprimir | correo
Se le dan préstamos bastantes
a un país,
hay divisa barata,
más gente que viaja al extranjero,
se importa más de lo que se exporta,
gente que puede prefiere
consumir productos extranjeros
antes que nacionales.

A pesar de que los motivadores dicen
``No hay límites``
``Si lo sueñas lo puedes lograr``;
todo en la vida tiene sus límites
con excepción del espacio
y la burbuja se desintegra,
la economía que se sentía regular
o bien se deteriora

¡Llegó la hora de pagar!

Hay atraso en las cuotas
o en intereses,
viene la presión:
si hay algo que privatizar
a privatizar;
subir impuestos
pero no para mejorar servicios
sino para amortizar la deuda,
llega el colmo de prestar más
para pagar partes;
hay ingobernabilidad,
los acostumbrados a viajar
piden divisas.

El país ganó problemas
y perdió parte de su soberanía,
se abren mercados
y cierran algunas empresas nacionales
o pasan a manos extranjeras,
el país es cada día más dependiente.

Enseñanza:
Los préstamos deberían ser
solo para infraestructura
o para empresas rentables
y ambas detenidamente supervisadas.

Las burbujas son bonitas
pero se desintegran.


Fidel el Obatala. Hugo Orozco. imprimir | correo
Nació en Birán, Holguín, Municipio de Cueto, provincia de Oriente, República de Cuba, creció rodeado de cañaverales y montes, con el aroma de pinos y caña de azúcar, en las muchas hectáreas de tierra, que componían la finca propiedad de su padre, Ángel Castro y Argiz, que era oriundo de Lugo en Galicia España, su madre Lina Ruz Gonzales oriunda de Pinar del Río, Cuba, daba a luz el día 13 de agosto de 1926, una criatura que pesó 12 libras, a las dos de la madrugada, el niño se llamaría Fidel.

Fidelidad
Internacionalismo
Devoción
Entrega
Libertad.

El hombre que vive envuelto en su ignorancia, no podrá apreciar la trascendencia y genuinidad de su ser, estará condenado a vivir de rodillas ante el sistema alienante y superfluo que lo oprime; el hombre que se empeña en despertar su conciencia, tendrá que avanzar y luchar, para encontrar su propia luz, que lo guiara por el camino con pasos seguros, contra la adversidad, con firmeza, dignidad y ecuanimidad avanzando, hacia los ideales y metas trazadas por su conciencia.

Hoy celebramos la vida del hombre vencedor de mil batallas y mil muertes, la vida de un ser que con diligencia supo enfrentar, su tiempo, la historia y su destino, con su naturaleza humana dedico sus esfuerzos, para hacer florecer
la conciencia colectiva, el hombre que hoy da otro paso al frente, para acercarse al umbral de la inmortalidad.
Felicidades Comandante.


Versos. Sandra Urrutia. imprimir | correo
Quiero escribir unos versos,
Unos versos que estén conectados de las cosas sencillas que tiene la vida,
Unos versos que que hagan temblar tu piel,
Que hagan evocar un suspiro.

Unos versos que salen del alma y que
Desde el alma misma puedas sentir.

Unos versos desde el balcón del amanecer,
Desde la vista viendo hacia el mar,
Desde el sentir muy temprano el canto de la golondrina,
Admirar a una gaviota volar.

Desde el balcón ver la luna iluminar las aguas del mar,
Acariciar el viento que sopla por la ventana en ráfagas de frescura, que acarician tu piel.

Al caminar te sorprenda la sonrisa del niño,
el paso de la calle que el anciano logra con su lento caminar,
las personas envueltas en sus cotidianas faenas,
admirar y admirar esas triviales que el alma alimentan y te alientan a caminar…


Siguiente 10
2592 Se encontraron contribuciones. Mostrando 1 a través de 10.
 
 
 

Sitio dedicado a la poesía guatemalteca - poetas guatemaltecos


 
  Carmen Matute     José Luis Villatoro     Luis Alfredo Arango     René Leiva     Dina Posada     Julio C. Palencia     Ana María Rodas     Mario Matute         Otto René Castillo     Roberto Obregón     Alaíde Foppa     Edwin Cifuentes     Roberto Monzón     Miguel Angel Asturias     Arqueles Morales     Mario Payeras     poesía guatemalteca     Otoniel Martínez     Mario Roberto Morales     Paolo Guinea Diez     Miguel Angel Asturias     Isabel de los Angeles Ruano     Otto René Castillo     Francisco Nájera     Otto René Castillo     Delia Quiñonez     Alaíde Foppa     poemas de guatemala     Julio Fausto Aguilera     poemas de guatemala     poemas guatemaltecos     Otto-Raúl González     Mario Payeras     Gerardo Guinea Diez     Enrique Noriega     Luis Cardoza y Aragón     Carmen Matute     Gisela López     Francisco Morales Santos     Elizabeth Alvarez     Julia Esquivel     poetas guatemaltecos     poesía guatemalteca     Julio C. Palencia     Luis Cardoza y Aragón     poetas guatemaltecos     Carlos Illescas     Carlos López     Manuel José Arce     Luis de Lión     Antonio Brañas  


Antología administrada por: Julio C. Palencia