Buscar palabra o frase: 
Parámetros de Búsqueda:
Lista de Poetas
.Colaboraciones
4ndr3z
Abel Alejandro Sanabria Sanchinel
Abner Caballeros López
Adam Medina
Adeleón
Aguilainez
Alan Iván López
Albi Elena Mejía Martínez
Alejandro Camey
Alejandro Conde
Alejandro Cortez
Alejandro de León
Alejandro Osorio
Alejandro Ricci
Alex Montúfar
Alexander Cáceres
Alexander Castañeda
Alexander Socop
Alma Gamboa
Ana Beatriz Mora
Ana Pivaral
Andrea Isabel Villeda
Andrés Solares Panazza
Angel Pérez Méndez
Angel Sacalxot
Angeli-K
Anissette
Anna Cosenza
Antonio Barillas
Anushca
Aura Marina Castañeda
Aurelio Brito
Bene
Bladimir Cojón
Boris A. Ruiz Sosa
Boris Jacobo Hernández de León
Brayan Zúñiga
Bryan Bojórquez
Bryan Cozano
Bryhan Alexander Armira Lucas
Byron Danilo Hernández
Byron José García Navas
Carla S. H. Martínez
Carlos Alfredo de León Cifuentes
Carlos García Cabrera
Carlos Iván Cobos A.
Carlos Luis González
Carlos Marota
Carlos Melgar
Carlos Ochoa
Carolina Escobar Sarti
Carredano Cristofer
César A. Espinoza Muñoz
César Estrada
César Humberto Ortega Alvarado
Chema Armas
Christian
Christian David Monroy Hernández
Christian Reyes
Cielo
Cintya
Claudia Bermúdez W.
Cristian Gramajo
Cueleman Villacinda
Daniel Barrios
Dany Vargas
David Baten
David Majano
David Rosales
Diego Piedrasanta
Dulce Pradera
E. Phantom
Eber Contreras
Edmar Estuardo Escobar Pérez
Eduardo G.
Eduardo Rosales
Edwin R. Vásquez
Edwin Yanes
Edy Tablas
Eléazar Adolfo Molina Muñoz
Elizabeth Carranza
Elvin G. Muñoz Sandoval
Elzon H. Mejía
Enrique Morataya
Erick Bautista
Erick Isai López López
Erik Cheves Reyes
Ernesto Alegría
Esteban Sarceño
Estuardo Rodriguez
Estuardo Sosa Urizar
Eva González
Fabrizio Aragón
Feder Vas
Felipa (Chusita)
Fernanda Alvarado
Fernando
Flor de María Momotic López
Francisca Andrea Alvarado
Francisco Duarte
Francisco Lujan
Francisco Sosa Ruiz
Franklin Espinoza
Fred Sagastume
Fredy Ray
Genaro Castillo
George Reyes
Georgina Palacios
Gerardo Emanuel Narciso Pineda
Gerber
Gerónimo Ramírez
Geyner Hidalgo
Giovanni Ruano
Gladys Isabel Monroy Escobar
Gonzalo Cabrera
Grisell E. Morataya Castro
Guillermo Enrique Salazar Lechuga
Gustavo Padilla Castro
H3c70r P3r32
Harald Ethienne
Héctor Rolando
Henry Benedicto Zúñiga Caal
Herbert Danilo Figueroa Benavente
Hernan Del Valle
Hugo Orozco
Humberto Escobar Sayes
Ismael Ramírez
Iván Guatemala
Jacobo Eduardo Reyes Castillo
Jaime R. Rivas S.
Javier
Javier Arriola
Javier López Barrios
Javier Turnil
Jerver de León
Jessica Marroquin
Jhonatan Francine Gómez Martínez
Joaquín Carranza
Joel Salazar
Johnatan Aceituno
Johnny A. Martínez López
Jonatan Hernández
Jonathan Arana
Jonathan Bell
Jorge Guerra
Jorge Infante
Jorge Mijangos
Jorge René Castro
José
José Batres
José Del Cid
José Juan Guzman
José Julián Quelex
Joshua Velásquez
Juan Sicay Pop
Judith Miguel
Julia Rodríguez
Julio Leonardo Samayoa Juárez
Julio Rodolfo García Rodas
Karbin David Arevalo
Karla
Karla Gutiérrez
Karolay Mejía
Katherine Luna
Kendrick
Kierk Orochena
Konzeptual
Kunfau
Larry de León
Laura López Guzmán
Leonel Juracán
Leonel Vargas
Leslie Quan
Letras con Sangre
Ligia Vindas
Liz J. Levy Figueroa
Lola Andrade
Lucy Aldaz
Luis A. Ixcayau Juárez
Luis E. Arriola
Luis Fernando Manrique
Luis Loarca Guzmán
Luis Oliveros
Luis Ostorga
Luisa Fernanda Córdova
Luisa Rodríguez
Luisp Corado
Luna Lilith Cristabel
Luz María
Madguel A. Santos
Magodeoz
Manuel Rodas
Marco
Marco Antonio Morales Orellana
Marco Nehemias Chávez Coyoy
María Antonieta García Ocaña
María Chavarría
María del Carmen Gaitán
María Jerez
María Porfiria Rivera
Mariela Hernández
Marilinda
Mario Antonio Barrios y B.
Mario Avila
Mario del Cid
Mario Gilberto Andino Dardón
Mario González (Jlbetter)
Mario Rodolfo Utrera Salazar
Mario Vides
Marlon Francisco
Marlon Monroy
Marta Mena
Maru Luarca
Marvin Pineda
Marvin Rafael Sam Chún
Mauricio López Castellanos
Melissa López
Michi Rosas
Miguel Alejandro De León Cardoza
Miguel Cordero
Miguel Racos
Mildred Marroquín
Milton Lorenti
Milton Sandoval
Minoldo Gramajo González
Miriam
Mirna Lissett Carranza
Mishel Alvarez Medina
Mónica A. Garavito
Mónica Navarro
Nancy González Carranza
Neas Moe
Neriant Ramos
Ninoshka Zapata
Noé Chenol Ventura
Noemí Batzin
Olga A. Aragón Castañeda
Omar Alejandro Sontay
Oscar Alexander Escobar
Oscar Arévalo
Oscar Orozco
Oswaldo Rueda
Otto. E. Gutiérrez
Oxwell Lbu
Pablo Hernández M.
Pablo Julieto
Pablo Solórzano Gudiel
Pamela Pacheco Barrios
Paty
Pedro Maldonado
Pedro Marroquín
Perla Espinoza
Poly Cinco
Rafael Argueta
Rafael Carías
Rafael Mérida Cruz-Lascano
Raúl Barrera
Rebeca
Ricardo Boror
Roberto Gabriel Corona
Rodimiro Gramajo
Rodrigo
Rodrigo San Marcos
Rodrigo Ventura
Rolando Enrique Rosales Murga
Rossio Rodas
Rubén Darío Chó Tux
Rudy
Rury Morales
San José Allan Noriega
Sandra Julieta Urrutia
Santa
Sergio Tecum
Silvia Fortin
Singer
Sonia Reanda
Stephanie
Tito Espinoza
Tommy Morales Neira
Tony de Jesús
Toto Leiva
Víctor H. Bonilla M.
Víctor Hugo Hernández
Víctor Leiva Recinos
Víctor Santa Rosa
Vladimir Camas Bolaños
Walter González
Wiliams Castañaza
Wilian Noé Ordóñez Z.
Wilton D. Vásquez
Yader Raudez
Alaíde Foppa
Alan Mills
Alfredo Portillo
Ana María Rodas
Antonio Brañas
Arqueles Morales
Carlos Illescas
Carlos López
Carmen Matute
Carolina Alvarado López
Delia Quiñonez
Dina Posada
Edwin Cifuentes
Elizabeth Alvarez
Enrique Noriega
Francisco Morales Santos
Francisco Nájera
Gerardo Guinea Diez
Guisela López
Haroldo Shetemul
Héctor Rodas Andrade
Humberto Ak’abal
Isabel de los Angeles Ruano
Javier Payeras
José Batres Montúfar
José Luis Villatoro
Julia Esquivel
Julio C. Palencia
Julio Fausto Aguilera
Luis Alfredo Arango
Luis Cardoza y Aragón
Luis de Lión
Luz Méndez De La Vega
Manuel José Arce
Marco Antonio Flores
Mario Matute
Mario Payeras
Mario Roberto Morales
Miguel Angel Asturias
Oscar Arturo Palencia
Otoniel Martínez
Otto René Castillo
Otto-Raúl González
Paolo Guinea Diez
Pedro Miguel
René Leiva
Roberto Monzón
Roberto Obregón
Werner Ovalle López
Nos leen en:

Y Entonces... Miguel Alejandro De León Cardoza. imprimir | correo
Y Entonces...

Salió del profundo océano
océano de palabras
revuelta de conceptos
donde la inquietud inspiradora
finalmente se abrió paso

Brotó al principio pocas, escasas palabras
la presión y la represión hacían lo suyo
lucha estremecedora del ser
parto de una porción de sí

Y entonces...
descubrimiento impúdico del existir poético
presentación pública de las palabras y las cosas

Y entonces...
compromiso impostergable con la existencia

Recurso ante la finitud humana...


Anatomía. Jonathan Arana. imprimir | correo
Mi ser ecléctico basado en teorías
conjugadas de penas, desamores y desesperanza,
soy esclavo de la práctica.

La decisión propia
es la utopía de mis días
¡NO! me niego a creer que es mi destino,
solamente es un azar que la vida esta jugando.


No regresa. Yader Raudez. imprimir | correo
Se ha ido, y con ella mis sueños y esperanzas a su lado.
Se ha ido y se llevó con ella mi paz, mi armonía, las melodías.
Se fue de aquí, empacó sus labios, sus abrazos, sus caricias.

Se fue de aquí pero dejó para mí, cruelmente, su recuerdo.
Se ha ido pero aquí en mi lecho, su olor, su silueta queda.

Me ha dejado, sí, me ha dejado su locura, su sonrisa,
y en su foto, una imagen del pasado, su no silencio en versos.

Me he encontrado, últimamente, loco, loco de tanto leer
de tanto ver, de tanto buscar sin encontrar a la que se ha ido,
a la que aquí recuerdo, a la que aquí vive pero no viene.
No regresa.


Patética determinación. Yader Raudez. imprimir | correo
¿Qué sucedió con aquella emoción?

Quizá el tiempo y la distancia se encargaron, inclementes, de acabar con lo nuestro.
O quizá fuimos nosotros, asustados y sorprendidos, al vernos en situación inesperada.
Será que la maña sucumbió ante la ternura, y fulminada, se desplomó sin darse cuenta.
Acaso tener lo que deseabas te abrió los ojos a la imperfección de este, tuyo.

Es posible, es posible que entre viajes largos y distancias cortas, te separaras, y me separaras
de aquello que te emocionaba y que luego me emocionó, sin darme cuenta del ocaso.
Los días caminando, trabajando, estudiando, conviviendo, olvidando... o intentando hacerlo
han sido tan fructíferos como cerrar los ojos, en esas noches que no puedes dormir.

Hay palabras que aún resuenan en mis tímpanos, dañados por dentro, destrozados
desde que el cerebro decidió negarse a ayudarme, y opto por traerte, testarudo, a gritos
a gritos cada vez que escucho esta o aquella canción, cada que alguien aparece, sin derecho
con su nombre.

No se de su vida, más que la especulación que mi mente abre, cada que la piel se eriza
cada que vuelvo a esa sonrisa que atrofió la mía, que perdura en el recuerdo, y que duele
que duele siempre que el corazón me regresa a la realidad de su rostro en cada latido.
¿Qué sucedió con aquella emoción? -me reprocha siempre el corazón-
la dejaste ir, me dice, golpeando con su fuerza mi patética determinación.


Mi musa de papel. Yader Raudez. imprimir | correo
Mi deseo de usted debe irse, quiere hacerlo. No sé por qué razono esto, pero lo hago ahora. No es que usted se cuele en mis pesadillas, volviéndolas sueños, o que decida, con tierna malicia, regresar cada tarde de sábado a hacer brillar mi rostro al recordar el suyo.
Ha pasado tiempo desde aquel último texto, pero ha pasado más aún desde aquel que inició todo. Recuerdo la primera vez que le vi, que fue a través de una foto y que, rendido a su belleza acepté su invitación a conocernos. Atesoro en mi memoria el día en que bajo aquel árbol, me sorprendió su voz al saludarme, abrazando mis tímpanos. Todo pasó tan rápido.
No esperé que en realidad estuviera tan cerca de mí, ni que pasaba frente a usted sin saberme observado, sin saber que causaba alguna emoción o despertaba en sus ojos el brillo que acabó por enamorarme. Aquel rincón universitario que guarda nuestro primer beso, es testigo de mis suspiros cada vez que le busco torpemente, donde sé, no la encontraré.
Y quizá parezca terco y sin sentido, hasta un poco masoquista de mi parte, recordarla para mí, como en los primeros días, cuando me amaba y necesitaba, cuando me buscaba y encontraba. No supe ver todo esto en su momento, no entendía por qué, pero ¿cómo imaginar que yo despertaría esto en alguien?
Yo, que no sabía, me iba a enamorar. Yo.
Suelo ahogarme y desahogarme en versos, con y sin sentido, con rima o sin ella.
Pretendo acabar con esto, y me entierro vivo, en el nicho más oculto y aún sin profanar que resta en mí, pero como buen necio, el latir de mi corazón cual sismo sin escala que pueda medirlo, vuelve polvo el sepulcro de un "muerto" vivo que ve la luz de nuevo.
Casi terminaba de convencerme de que no regresará, cuando de golpe y por sorpresa, cual impacto de flash en los ojos al tomar una foto, he debido aceptar
que no soy más quien le roba una una sonrisa al despertar, ni aquel por quien se detiene un momento durante el día y, cerrando los ojos, ama en silencio anhelando un abrazo.
He de aceptar que el amor no siempre son fuegos artificiales, que a veces llega en silencio y suavemente. Debo asumir que ahora es mi turno de aceptar su decisión. Tengo todo lo que no esperaba para este año, y nada de lo que planeé he logrado.
Mi revolución de octubre llegó febrero, este año se llama como usted, mi revulsiva musa de papel, siempre le llevaré en el corazón.


AMOK (síndrome). Erick Isai López López. imprimir | correo
Tus agresiones tan ruines
que se esconden tras una sutil
palabra de afecto y desdén,
sólo desordenan aún más mi vida de excentricismos, tan inútil...
Las retinas sólo pintan la idea
que conjuga un descontrol de instintos,
es el síndrome de AMOK
que juega al amor de a momentos...
Tan insensiblemente no te percatas
de mi precaria situación y tan solo
te sonríes... empeorando mi cordura,
tergiversando mi indulta estructura inhumana...
Los síntomas carcomen la voluntad,
juegan de a poco con mi personalidad,
es mi padecimiento, es este preciso momento
y todos aquellos en los que te mofas de mi sinceridad...
son padecimientos comunes para este mortal que juega a creer que la cura esta frente a su idea de amor... eres tú que intentas decirme ideas que no tienen más peso que el de un pequeño síndrome cultural.


Aún por ti. Oswaldo Rueda. imprimir | correo
La silueta de tu piel en la oscuridad, y ese aroma dulce en tu piel;
te respiro en mi almohada y me horrorizo y me desangro,
es de nuevo este amanecer cruel y despiadado,
en compañía de tu abandono,
es estar sin ti,
solo.

Vivir,
esperándote,
buscándote en el calor del sol,
necesitando de tu sombra completando la mía,
hurgando en el sillón viejo de la sala por una esperanza,
pues ya no siento el suave roce de tu nívea voz rozando un "Te Amo".

Salgo a prisa del caótico permanecer al frente al televisor, sólo a buscarte,
a intentar no querer verte en las nubes o en un reflejo,
a forzar tres sonrisas, y simular que soy feliz;
una para el espejo, una para el mundo,
otra mas difícil para la soledad,
y fingir nada mas por mi.

Y pasan día y noche,
y aún me desvelo por tu ser,
bebo una taza de café y te veo aquí, sin mi,
y contrito, este café es mas oscuro y aún mas amargo,
y es pues, que busco el dulce de piel, de tus labios, tu estar aquí.
amanece de nuevo y castiga nuevamente tu silueta en la oscuridad.


08/20/2014


Vos y yo. Pamela Pacheco Barrios. imprimir | correo
Vos y yo
un espacio donde la vida se encuentra
donde terminan las manos del destino
donde leer poesía por la mañana
es el pan nuestro de cada  día
vos y yo
espacio donde se oculta el sol
aire risueño que acaricia los pinos
montaña alada donde respiro
volcán mis ojos
vos y yo
sudor clandestino
noche y grillos
camino verde
abrazo y frío
vos y yo...


En la ruta. Pamela Pacheco Barrios. imprimir | correo
I.
Intenté no partirme en pedazos
ni ensombrecerte
¿Quién tiene la razón?
El que lucha
¿Quién tiene el derecho?
El que no muere

II
Intento, te lo juro
comprender que mil kilómetros
                         [se vuelven nada
Porque dejar la vida
No cuesta

III
Ayer vi la frontera
Nuestro mundo lo dividen:
un río
algunos narcos
y la policía.

Ayer vi  morir un hombre  
sin madre ni patria                        
En esta tierra no somos nada.


IV
Respira profundo
Aprende el himno
Y a  los héroes patrios
No olvides lo que significa la bandera
El nombre de un par de estados
Deja atrás tus palabras
Bienvenido a México.


V
Rosa decidió viajar porque el marido le pega
María, porque ya no recuerda a su  madre
Juan, porque lo extorsionan
Pedro, porque el hambre le aprieta
Sergio, porque desconoce a su padre
Alfonso, porque huye de él  mismo

VI
No sólo se trafica droga
También mujeres y niñas  
              [llenas de sueños
no sólo se teme a la Z
hay más letras en el alfabeto,

VII
El mundo no es un lugar seguro para viajar sin visa, sin dólares y con virginidad
No para una  niña de catorce años.


VIII
Mis hombres  viven
              [tres noches
Hacen el aseo
Doblan las sábanas
Ayudan en la cena
Yo a cambio
les regalo un poco de vida.

IX
Y entonces se crearon las fronteras
y dijo dios
levántense los muros
vengan las guerras
derramen sangre justa
que todos piensen en el paraíso
vengan a mi
que de ellos es la esclavitud
para mi beneficio y mi gloria
por los siglos de los siglos

X
Cada noche miles de estrellas intentan
                                [cruzan el firmamento
Buscan perderse en el tiempo y brillar
[más allá de esta galaxia.


Corre la bola. Marco Antonio Morales Orellana. imprimir | correo
Corre la bola
que el amor existe,
que se necesita solidaridad
porque también existe
el sufrimiento.

Corre la bola
que con telescopios
se descubren otros mundos
pero que por ser de carne
nuestra materia
debemos cuidar la tierra
que es la que nos pertenece.

Corre la bola
que la violencia existe.

Corre la bola
que hay gente
que no está pidiendo nada
pero se alegraría al menos
con un saludo, una sonrisa,
un abrazo
o una palabra de aliento.


Siguiente 10
2446 Se encontraron contribuciones. Mostrando 1 a través de 10.
 
 
 

Sitio dedicado a la poesía guatemalteca - poetas guatemaltecos


 
  Roberto Monzón     Enrique Noriega     Carmen Matute     Otto-Raúl González     Otto René Castillo     Elizabeth Alvarez     Julia Esquivel     Otto René Castillo     poetas guatemaltecos     Mario Roberto Morales         Delia Quiñonez     Otoniel Martínez     Luis Cardoza y Aragón     Luis Alfredo Arango     René Leiva     Julio Fausto Aguilera     Otto René Castillo     Ana María Rodas     Mario Payeras     poesía guatemalteca     poetas guatemaltecos     Antonio Brañas     Paolo Guinea Diez     Edwin Cifuentes     Manuel José Arce     Julio C. Palencia     Arqueles Morales     poesía guatemalteca     Luis Cardoza y Aragón     Luis de Lión     Carlos López     poemas de guatemala     Isabel de los Angeles Ruano     Gerardo Guinea Diez     Carmen Matute     poemas de guatemala     Miguel Angel Asturias     poemas guatemaltecos     Miguel Angel Asturias     Roberto Obregón     Alaíde Foppa     Mario Matute     Alaíde Foppa     Dina Posada     José Luis Villatoro     Francisco Morales Santos     Mario Payeras     Francisco Nájera     Gisela López     Carlos Illescas     Julio C. Palencia  


Antología administrada por: Julio C. Palencia