Buscar palabra o frase: 
Parámetros de Búsqueda:
Lista de Poetas
.Colaboraciones
4ndr3z
Abel Alejandro Sanabria Sanchinel
Abner Caballeros López
Adam Medina
Adeleón
Adolfo Ajpakajá
Aguilainez
Alan Iván López
Alan Reyes
Alberto Calderón
Albi Elena Mejía Martínez
Alejandro Camey
Alejandro Conde
Alejandro Cortez
Alejandro de León
Alejandro Osorio
Alejandro Ricci
Alejandro Santizo
Alex Montúfar
Alex Palacios
Alexander Cáceres
Alexander Castañeda
Alexander Socop
Alis T. Velasco
Allan B. Tahuite T.
Alma Gamboa
Amilcar García Rudy
Ana Beatriz Mora
Ana Pivaral
Andrea Isabel Villeda
Andrés Solares Panazza
Angel Pérez Méndez
Angel Sacalxot
Angeli-K
Anissette
Anna Cosenza
Antonio Barillas
Anushca
Ariel Aquino
Aura Marina Castañeda
Aurelio Brito
Bene
Berner J. Gill
Bladimir Cojón
Boris A. Ruiz Sosa
Boris Jacobo Hernández de León
Brayan Zúñiga
Bryan Bojórquez
Bryan Cozano
Bryhan Alexander Armira Lucas
Byron Danilo Hernández
Byron José García Navas
Carla S. H. Martínez
Carlos Alfredo de León Cifuentes
Carlos García Cabrera
Carlos Iván Cobos A.
Carlos Luis González
Carlos Marota
Carlos Melgar
Carlos Ochoa
Carolina Escobar Sarti
Carolina Oliveros
Carredano Cristofer
César A. Espinoza Muñoz
César Estrada
César Humberto Ortega Alvarado
Chema Armas
Christian
Christian David Monroy Hernández
Christian Reyes
Cielo
Cintya
Claudia Bermúdez W.
Claudio Valerio Gaetani
Cristian Gramajo
Cueleman Villacinda
Daleshka Salazar
Daniel Barrios
Dany Vargas
David Baten
David Majano
David Rosales
Diego Piedrasanta
Dulce Pradera
E. Phantom
Eber Contreras
Edgar Maldonado de León
Edmar Estuardo Escobar Pérez
Eduardo G.
Eduardo Rosales
Edwin R. Vásquez
Edwin Yanes
Edy Tablas
Eléazar Adolfo Molina Muñoz
Elizabeth Carranza
Elvin G. Muñoz Sandoval
Elzon H. Mejía
Enrique Morataya
Erick Bautista
Erick Isai López López
Erick Salguero Reina
Erik Cheves Reyes
Ernesto Alegría
Ernesto Gabriel
Esteban Sarceño
Estuardo Rodriguez
Estuardo Sosa Urizar
Eva González
Fabiola Rossi
Fabrizio Aragón
Feder Vas
Felipa (Chusita)
Felipe Tambriz
Félix Navas
Fernanda Alvarado
Fernando
Flor de María Momotic López
Francisca Andrea Alvarado
Francisco Duarte
Francisco Lujan
Francisco Sosa Ruiz
Franklin Espinoza
Fred Sagastume
Fredy Ray
Fredy Jiménez
Genaro Castillo
George Reyes
Georgina Palacios
Gerardo Emanuel Narciso Pineda
Gerber
Gerónimo Ramírez
Geyner Hidalgo
Giovanni Ruano
Gladys Isabel Monroy Escobar
Gonzalo Cabrera
Grisell E. Morataya Castro
Guillermo Enrique Salazar Lechuga
Gustavo Padilla Castro
H3c70r P3r32
Harald Ethienne
Héctor Rolando
Henry Benedicto Zúñiga Caal
Herbert Danilo Figueroa Benavente
Hernan Del Valle
Hugo Orozco
Humberto Escobar Sayes
Humberto Flores
Ismael Ramírez
Iván Guatemala
Jacobo Eduardo Reyes Castillo
Jaime R. Rivas S.
Javier
Javier Arriola
Javier López Barrios
Javier Turnil
Jerver de León
Jessica Marroquin
Jesús Abalcázar López
Jhonatan Francine Gómez Martínez
Joaquín Carranza
Joe Parsons
Joel Salazar
Johnatan Aceituno
Johnny A. Martínez López
Jonatan Hernández
Jonathan Arana
Jonathan Bell
Jorge Fernando Flores Zepeda
Jorge Guerra
Jorge Infante
Jorge Mario Román Marroquín
Jorge Mijangos
Jorge René Castro
José
José Augusto Cabrera
José Batres
José Del Cid
José García Ponce
José Juan Guzman
José Julián Quelex
Joshua Velásquez
Juan Antonio Mejía
Juan Sicay Pop
Judith Miguel
Julia Rodríguez
Julio Leonardo Samayoa Juárez
Julio Rodolfo García Rodas
Karbin David Arevalo
Karina Boteo Morataya
Karla
Karla Gutiérrez
Karolay Mejía
Katherine Luna
Kendrick
Kevin Marcus
Kierk Orochena
Konzeptual
Kunfau
Larry de León
Laura López Guzmán
Leonel Juracán
Leonel Vargas
Leslie Quan
Lester Puac
Letras con Sangre
Ligia Vindas
Liz J. Levy Figueroa
Lola Andrade
Lorena Medina
Lucy Aldaz
Luis A. Ixcayau Juárez
Luis E. Arriola
Luis Enrique
Luis Fernando Manrique
Luis Loarca Guzmán
Luis Oliveros
Luis Ostorga
Luisa Fernanda Córdova
Luisa Rodríguez
Luisp Corado
Luna Lilith Cristabel
Luz María
M.C. Vásquez
Madguel A. Santos
Magodeoz
Manuel Rodas
Marcelino Maldonado
Marco
Marco Antonio Morales Orellana
Marco Nehemias Chávez Coyoy
Marcos René Leiva Navarro
María Antonieta García Ocaña
María C. Debacle
María Chavarría
María del Carmen Gaitán
María Esther Ruiz Zumel
María Jerez
María Porfiria Rivera
Mariela Hernández
Marilinda
Mario Antonio Barrios y B.
Mario Avila
Mario del Cid
Mario Gilberto Andino Dardón
Mario González (Jlbetter)
Mario Rodolfo Utrera Salazar
Mario Vides
Marlon Francisco
Marlon Monroy
Marta Mena
Maru Luarca
Marvin Cortez-Mejía
Marvin Pineda
Marvin Rafael Sam Chún
Mauricio López Castellanos
Melissa López
Michi Rosas
Miguel Alejandro De León Cardoza
Miguel Cordero
Miguel Racos
Mildred Marroquín
Milton Lorenti
Milton Sandoval
Minoldo Gramajo González
Miriam
Mirna Lissett Carranza
Mishel Alvarez Medina
Mónica A. Garavito
Mónica Navarro
Nancy González Carranza
Neas Moe
Neriant Ramos
Ninoshka Zapata
Noé Chenol Ventura
Noemí Batzin
Norma Navarro de Leiva
Olga A. Aragón Castañeda
Olga Angélica Aragón Castañeda
Omar Alejandro Sontay
Orlando Callejas
Orlando Segundo
Oscar Alexander Escobar
Oscar Arévalo
Oscar Orozco
Oswaldo Rueda
Otto. E. Gutiérrez
Oxwell Lbu
Pablo Hernández M.
Pablo Julieto
Pablo Solórzano Gudiel
Pamela Pacheco Barrios
Paty
Pedro Maldonado
Pedro Marroquín
Perla Espinoza
Poly Cinco
Rafael Argueta
Rafael Carías
Rafael Mérida Cruz-Lascano
Raúl Barrera
Rebeca
René Coz
René Mazariegos
Ricardo Boror
Roberto Gabriel Corona
Rodimiro Gramajo
Rodolfo Vicente
Rodrigo
Rodrigo San Marcos
Rodrigo Ventura
Rogervan
Rolando Enrique Rosales Murga
Rossio Rodas
Rubén Darío Chó Tux
Rudy
Rury Morales
San José Allan Noriega
Sandra Julieta Urrutia
Santa
Sergio Tecum
Silvia Cortéz
Silvia Fortin
Singer
Sonia Reanda
Stephanie
Tito Espinoza
Tommy Morales Neira
Tony de Jesús
Toto Leiva
Víctor Antonio Leiva Navarro
Victor Castellanos
Víctor H. Bonilla M.
Víctor Hugo Hernández
Víctor Leiva Recinos
Víctor Santa Rosa
Vladimir Camas Bolaños
Walter González
Wiliams Castañaza
Wilian Noé Ordóñez Z.
William Saquil
Willy E. Morales
Wilton D. Vásquez
Yader Raudez
Alaíde Foppa
Alan Mills
Alfredo Portillo
Ana María Rodas
Antonio Brañas
Arqueles Morales
Carlos Illescas
Carlos López
Carmen Matute
Carolina Alvarado López
Delia Quiñonez
Dina Posada
Edwin Cifuentes
Elizabeth Alvarez
Enrique Noriega
Francisco Morales Santos
Francisco Nájera
Gerardo Guinea Diez
Guisela López
Haroldo Shetemul
Héctor Rodas Andrade
Humberto Ak’abal
Ilka Oliva Corado
Isabel de los Angeles Ruano
Javier Payeras
José Batres Montúfar
José Luis Villatoro
Julia Esquivel
Julio C. Palencia
Julio Fausto Aguilera
Luis Alfredo Arango
Luis Cardoza y Aragón
Luis de Lión
Luz Méndez De La Vega
Manuel José Arce
Marco Antonio Flores
Mario Matute
Mario Payeras
Mario Roberto Morales
Miguel Angel Asturias
Oscar Arturo Palencia
Otoniel Martínez
Otto René Castillo
Otto-Raúl González
Paolo Guinea Diez
Pedro Miguel
René Leiva
Roberto Monzón
Roberto Obregón
Werner Ovalle López
Nos leen en:

Cándida sonrisa, de Kendrick C imprimir | correo
Las nubes en otoño son delicadamente atravesadas
como destello vitral realizando la danza boreal,
baile andaluz, flamenco gitano que estremece el suelo ibérico
melodía de acordeón adornando la atmósfera parisina.

Así es, fue tu sonrisa, cándida y espontánea, cálida e instantánea
generosa en carcajadas, plena en tonos y notas musicales
diáfana emisión sonora que atraviesa limites terrenales
frecuencia modulada, meciendo las olas del mediterráneo
hasta la cima de los pirineos, creando un eco eternamente momentáneo.

A ella es a quien señalaremos de tales acontecimientos...

Qué alegre es verte sonreír, qué divertida es tu sonrisa,
ese gesto en tu rostro que llena de color cualquier imagen en blanco y negro;
esos pequeños dientecillos formados en  fila como esperando bailar
como esperando abril, como esperando invitarte a sonreír también.

Que tu sonrisa no se aparte de ti querida amiga,
que la alegría no te abandone, que la melancolía te perdone
porque cada vez que formas ese pentagrama estelar entre tus mejillas
no le das tregua a la amargura para que salga de su oscuro calabozo,
la sonrisa aniquila su estado calamitoso, la pone de rodillas
sin dejar que ese mal de la tristeza evolucione.

Por cada vez que sonríes, se forman nuevas cosquillas
en las costillas de esta sociedad,
las nubes se agrupan para crear formas espectaculares,
100 frutos nacen de un sólo árbol, 500 aves trinan al unísono, 1,500 colores

pintan un atardecer antes de que amanezca, y 3,500 corazones laten haciendo

que 1,000,000 niños se olviden de la tristeza.

Ves la importancia que tiene tu cándida sonrisa?

Tu sonrisa tan peculiar, tan fácil de identificar, ubicar, detectar
es esa sonrisa que se oye desde Verrés hasta el Vaticano
cuidado con ello, que podés hacer temblar los Pirineos...


Linda, de Kendrick C imprimir | correo
Linda tú,
lindas las cosas que haces por mi,
linda la noche que con su manto nos oculta
de los ojos inquisidores que la sociedad esparce,
linda la luna alumbrando el techo que está sobre el lecho
en el que descansas sobre mi pecho.

Linda tu sonrisa, que me hace olvidar la tristeza,
linda tu compañía que me aleja de la soledad,
linda tu mirada que me hace apreciar la vista,
linda tu forma de caminar que sacude mi cabeza,
linda tu sinceridad que aborrece la falsedad,
linda tu aura multicolor en lienzo acuarelista.


Lágrimas de té chai, de Kendrick C imprimir | correo
Lágrimas de té chai
resbalándose por las mejillas de porcelana,
víctimas del encanto que conjuraba tu sonrisa,
bajo la refrescante atmósfera del lugar.

Lágrimas de té chai
en una lluviosa tarde de agosto,
observando el compás de los paraguas
que ocultaban el rostro de las personas presurosas
ajenas al apacible momento robado del tiempo.

Lágrimas de té chai
que súbitamente  decidieron saltar al vacío,
como queriendo buscar tus labios al huir de los míos
distancia paradójica despejada en el vaivén de un suspiro.

Lágrimas de té chai
accidente caprichoso de mano temblorosa
que empujó al suicidio súbitas gotas de miel y especias
al encontrarse sudorosa, frente a mi mirada nerviosa
pupilas que jugaron una trampa al verte, autónomas, necias.

Lágrimas de té chai
producto histórico resultante de la fusión,
entre culturas, tradiciones gustos y combinaciones
como tu ser se enreda junto al mío entre melodías y emociones.


E Pluribos ego, de Kendrick C imprimir | correo
Heme acá frente a esta aurora boreal policromática
en un día de octubre, algo gélido, algo cálido, nada lúgubre;
la noche me alumbra de manera sistemática,
iluminando lo necesario que mi alma exige, y mi cuerpo elige
dejando las sombras a un lado, para el momento de la intimidad
porque así como el bien y el mal son necesarios,
la luz y la sombra también se necesitan para coexistir.

Comenzare por inquirir minuciosamente, las letras que tejerán este manifiesto
que si bien, carente de secuencia coherente o ausente en su rima recurrente
pretenderá alcanzar su objetivo, en cumplir su misión, llegar a tu corazón, sin
una pizca de sumisión, sin padecer censura o inquisición, donde mi texto
apuesto, mientras voy dejando mi sentimiento expuesto.

Desde que me levanto hasta que me acuesto, tengo al silencio molesto,
porque insisto, persisto y no paro de gritarle al viento acerca de esto
cuál? pues lo nuestro, esa comunicación entre tus ojos de girasol y mis pupilas,
que como suave canción emite notas que danzan de par en par para bailar
debajo de tus labios, en medio de mi boca, donde la pasión se acerca y provoca
caer en las redes de esta tentación loca, súbita adicción que la piel toca,
en la oscuridad, formando sombras sutilmente dibujadas en la atmósfera,
perceptible apenas por nuestro agitado respirar.

Pensar en tu forma de hablar, la manera en que tus labios se acomodan
para trazar una sonrisa, detener la rotación del mundo, de tener un instante
en este reloj universal para aprovecharlo junto a ti, de esta forma poder viajar
por tus brazos para perderme en lo más profundo de tus labios y encontrarme en
tu semblante, como navegante perdido buscando astros en el firmamento,
aquel que busca estrellas, aquel que nombra luceros, el que navega entre
asteroides, el que cabalga cometas, desafiando nebulosas, nombrando
constelaciones, descubriendo galaxias, todo ello en un destello de tu mirar
bello, luz que se enreda alrededor de mi cuello, como planta en floresta.

Tu risa, melodiosa orquesta, aleja la silueta funesta
devolviéndola a su solitaria cueva, sepultándola entre las rocas,
desintegrándola, separando cada una de sus partículas,
esparciéndolas en el infinito manto nebular para crear una galaxia, sucediendo
todo eso justamente frente a mis ojos.

Los segundos a tu lado se vuelven un viaje interminable, nada comparable
con los viajes de Heródoto, la odisea de Ulises, o cualquier travesía alguna vez
registrada en bitácora, ni en la más grande y jamás pensada fantasía, mil y una
noches apenas se vuelven un segundo en el reloj de tu compañía, un grano de
arena en esta vasta playa, una pizca de sal en el fondo de este mar, una
pequeña supernova explotando tal cual espuma de champagne  que se desborda
ágil y furtiva por tu cuerpo, una pompa de jabón que baila con la atmósfera de
octubre, cometa de niño que surca las nubes en el inquieto viento de noviembre,
delicado copo de nieve, gélido soplo de diciembre, sensación de renovación
constante encontrada en enero, corazones y amor escandaloso alimentados por
el fuego de la pasión en febrero, cálido abrazo en un día de marzo, sueño de una
noche de verano durmiendo en las praderas de abril, delicado arrullo de madre
en mayo, aroma a primavera en la mitad del camino recorrido en junio, danza
impetuosa y enérgica que traen las primeras gotas de lluvia en julio, taza de
chocolate caliente arropado bajo las frazadas de un invierno en agosto, como
queriendo esconderse del mundo, como buscando encontrarse en tus manos,
como queriendo huir de la libertad que trae septiembre, 12 meses junto a ti, 52
semanas disfrutando tu presencia, 365 días intercambiando miradas y caricias,
8,765.9 horas amándonos, 525,948.752 minutos deseándonos; así es y será lo
nuestro.

Musa contemporánea, habitante del nuevo mundo, cuyo vaivén de su cabello al
caminar basta para inspirar a este simple mortal, llenándolo de letras, rimas e
ideas su cabeza, para plasmarlas con gran certeza en virtual papiro
contemporáneo, atravesar el mediterráneo, saltar al espacio foráneo para
regresar a ese lugar en su cráneo donde habitan los pensamientos.
De todos los humanos, entre tantos fui el elegido por tu mirada, seleccionado
por tus manos, atesorado por tu cuerpo, homo ecce homo, e pluribus ego.


Despegue, de Kendrick imprimir | correo
Hoy, estoy acá pensando en ti, escribiéndote aquí,
con una legión de pensamientos que corren alocados
como manada de bisontes sobre la sabana de las estepas africanas;
no es para menos, hace un buen tiempo que tu ser en forma de recuerdo
llegó a habitar en mi cabeza, ahora sé con gran certeza
que no es casualidad, ni el trago de cerveza que esta tarde tengo junto a mí,
la razón por la cual me resulta difícil dejar de pensarte,
de cómo mi corazón se acelera cada vez que voy a hablarte,
eres una obra de arte, a la que no puedo dejar de admirar un solo instante.

Has construido una ciudad entera, llena de luces, color y sonido,
balance exacto entre flora y fauna, concreto y cristal,
como buena arquitecta, en un sitio donde reinaba el silencio entre escombros ,
pero... reacciono,  me encojo de hombros,
y me doy cuenta que todo esto sucede dentro de mi,
que a lo mejor no te has fijado, no te has enterado,
que me desarmo en pedazos a tu lado,
que en mi interior ocurre un big bang de ciento un mil supernovas por segundo,
que de manera infantil hago maromas y piruetas
para captar un segundo neto de tu atención.

Hasta ahora disfruto tanto de tu amistad,
pero me apena confesar que te sueño en un rincón de mi soledad,
imaginándote a mi lado, estando a tu lado bajo un cielo azulado, abrazándote,

siendo testigos del sol y su intento por reventar en colores la bóveda celeste
en un cálido atardecer, ver tus ojos brillando al anochecer,
confundirlos con las estrellas mientras las cuento para ti.

Sin embargo me acobardo,
prefiero guardar estas frases junto a muchas palabras más,
por temor a arruinar una linda amistad, a alejarte de esta atmósfera,
temiendo descubrir que la idea que tienes a cerca de mi,
dista tanto de la que yo tengo de tí.

A pesar de los años que llevo en este planeta, de todo lo que vivido,
de haber navegado por un mar que no cesa de toparse con sirenas varadas
bajo la avalancha de una iberia sumergida, aun sigo con temores,
aun tengo dudas, aun se pasea sobre mi el fantasma de la inseguridad.

En fin, a lo mejor nunca lo sepas, probablemente nunca leas esto que escribí
probablemente opte por callar, conformarme en ver amaneceres junto a ti
en la playa de mi subconsciente, o quien sabe, a lo mejor estaremos juntos,
y podamos ver el cielo de cada día, mientras intercambiamos miradas,
pensamientos, palabras, abrazos, caricias...
a la vez que disfrazamos el tiempo con un traje de aventura,
para poder descubrir un paraje interactivo, decorado con risas y colores.

Hasta entonces,
permaneceré dentro de mi cápsula espacial, esperando despegar.

Autor: Kendrick


Llamado, de Kendrick. imprimir | correo
Ven, ven aquí, junto a mí;
recuérdame la sensación de un abrazo furtivo,
envuélveme en el velo de las oscuras fantasías,
acércate a mi mente que guarda secretos para ti,
escondidas en un rincón de mi memoria, deseo fugitivo,
quédate fundida en mi piel, todas las horas, todos los días.

Entra a mis sueños, que tus susurros son dueños,
de cada impulso eléctrico, de cada imagen proyectada;
realiza con tus pies la sinapsis de lo irreal,
inunda con tus manos mi cabeza sedienta de visiones,
que mi cuerpo cada noche busca experimentar esas sensaciones.

Acércate sutilmente en tu carruaje de luz, cabalgando por el borde de las nubes,
Virgen índica, princesa herbórea, dama de las fantasías,
inunda de colores las noches con sus días,
mientras por mis venas desde mis pies hasta mi cabeza lentamente subes.

Autor: Kendrick

 
 
 

Sitio dedicado a la poesía guatemalteca - poetas guatemaltecos


 
  Carmen Matute     René Leiva     poetas guatemaltecos     Dina Posada     Miguel Angel Asturias     Gerardo Guinea Diez     poemas de guatemala     poemas de guatemala     Carlos López     Luis de Lión     Delia Quiñonez     Otto René Castillo     Antonio Brañas     Julio Fausto Aguilera         Luis Cardoza y Aragón     José Luis Villatoro     Miguel Angel Asturias     poetas guatemaltecos     Paolo Guinea Diez     Mario Payeras     Julio C. Palencia     poesía guatemalteca     poesía guatemalteca     Luis Cardoza y Aragón     Elizabeth Alvarez     Ana María Rodas     Mario Matute     Francisco Morales Santos     Enrique Noriega     Luis Alfredo Arango     Isabel de los Angeles Ruano     Roberto Obregón     Otto René Castillo     Arqueles Morales     Mario Payeras     Julio C. Palencia     Gisela López     Edwin Cifuentes     Mario Roberto Morales     Alaíde Foppa     Roberto Monzón     Julia Esquivel     poemas guatemaltecos     Otto René Castillo     Otto-Raúl González     Francisco Nájera     Alaíde Foppa     Carlos Illescas     Otoniel Martínez     Manuel José Arce     Carmen Matute  


Antología administrada por: Julio C. Palencia