Buscar palabra o frase: 
Parámetros de Búsqueda:
Lista de Poetas
.Colaboraciones
4ndr3z
Abel Alejandro Sanabria Sanchinel
Abner Caballeros López
Adam Medina
Adeleón
Adolfo Ajpakajá
Aguilainez
Alan Iván López
Alan Reyes
Alberto Calderón
Albi Elena Mejía Martínez
Alejandro Camey
Alejandro Conde
Alejandro Cortez
Alejandro de León
Alejandro Osorio
Alejandro Ricci
Alejandro Santizo
Alex Montúfar
Alex Palacios
Alexander Cáceres
Alexander Castañeda
Alexander Socop
Alis T. Velasco
Allan B. Tahuite T.
Alma Gamboa
Amilcar García Rudy
Ana Beatriz Mora
Ana Pivaral
Andrea Isabel Villeda
Andrés Solares Panazza
Angel Pérez Méndez
Angel Sacalxot
Angeli-K
Anissette
Anna Cosenza
Antonio Barillas
Anushca
Ariel Aquino
Aura Marina Castañeda
Aurelio Brito
Bene
Berner J. Gill
Bladimir Cojón
Boris A. Ruiz Sosa
Boris Jacobo Hernández de León
Brayan Zúñiga
Bryan Bojórquez
Bryan Cozano
Bryhan Alexander Armira Lucas
Byron Danilo Hernández
Byron José García Navas
Carla S. H. Martínez
Carlos Alfredo de León Cifuentes
Carlos García Cabrera
Carlos Iván Cobos A.
Carlos Luis González
Carlos Marota
Carlos Melgar
Carlos Ochoa
Carolina Escobar Sarti
Carolina Oliveros
Carredano Cristofer
César A. Espinoza Muñoz
César Estrada
César Humberto Ortega Alvarado
Chema Armas
Christian
Christian David Monroy Hernández
Christian Reyes
Cielo
Cintya
Claudia Bermúdez W.
Claudio Valerio Gaetani
Cristian Gramajo
Cueleman Villacinda
Daleshka Salazar
Daniel Barrios
Dany Vargas
David Baten
David Majano
David Rosales
Diego Piedrasanta
Dulce Pradera
E. Phantom
Eber Contreras
Edgar Maldonado de León
Edmar Estuardo Escobar Pérez
Eduardo G.
Eduardo Rosales
Edwin R. Vásquez
Edwin Yanes
Edy Tablas
Eléazar Adolfo Molina Muñoz
Elizabeth Carranza
Elvin G. Muñoz Sandoval
Elzon H. Mejía
Enrique Morataya
Enrique Velasco Ortega
Erick Bautista
Erick Isai López López
Erick Salguero Reina
Erik Cheves Reyes
Ernesto Alegría
Ernesto Gabriel
Esteban Sarceño
Estuardo Rodriguez
Estuardo Sosa Urizar
Eva González
Fabiola Rossi
Fabrizio Aragón
Feder Vas
Felipa (Chusita)
Felipe Tambriz
Félix Navas
Fernanda Alvarado
Fernando
Flor de María Momotic López
Francisca Andrea Alvarado
Francisco Duarte
Francisco Lujan
Francisco Sosa Ruiz
Franklin Espinoza
Fred Sagastume
Fredy Ray
Fredy Jiménez
Gabriela Fernanda González Álvarez
Genaro Castillo
George Reyes
Georgina Palacios
Gerardo Emanuel Narciso Pineda
Gerber
Gerónimo Ramírez
Geyner Hidalgo
Giovanni Ruano
Gladys Isabel Monroy Escobar
Gonzalo Cabrera
Grisell E. Morataya Castro
Guillermo Enrique Salazar Lechuga
Gustavo Padilla Castro
H3c70r P3r32
Harald Ethienne
Héctor Rolando
Henry Benedicto Zúñiga Caal
Herbert Danilo Figueroa Benavente
Hernan Del Valle
Hugo Orozco
Humberto Escobar Sayes
Humberto Flores
Ismael Ramírez
Iván Guatemala
Jacobo Eduardo Reyes Castillo
Jaime R. Rivas S.
Javier
Javier Arriola
Javier López Barrios
Javier Turnil
Jerver de León
Jessica Marroquin
Jesús Abalcázar López
Jhonatan Francine Gómez Martínez
Joaquín Carranza
Joe Parsons
Joel Salazar
Johnatan Aceituno
Johnny A. Martínez López
Jonatan Hernández
Jonathan Arana
Jonathan Bell
Jorge Fernando Flores Zepeda
Jorge Guerra
Jorge Infante
Jorge Mario Román Marroquín
Jorge Mijangos
Jorge René Castro
José
José Augusto Cabrera
José Batres
José Del Cid
José García Ponce
José Juan Guzman
José Julián Quelex
Joshua Velásquez
Juan Antonio Mejía
Juan Sicay Pop
Judith Miguel
Julia Rodríguez
Julio Leonardo Samayoa Juárez
Julio Rodolfo García Rodas
Karbin David Arevalo
Karina Boteo Morataya
Karla
Karla Gutiérrez
Karolay Mejía
Katherine Luna
Kendrick
Kevin Marcus
Kierk Orochena
Konzeptual
Kunfau
Larry de León
Laura López Guzmán
Leonel Juracán
Leonel Vargas
Leslie Quan
Lester Puac
Letras con Sangre
Ligia Vindas
Liz J. Levy Figueroa
Lola Andrade
Lorena Medina
Lucy Aldaz
Luis A. Ixcayau Juárez
Luis E. Arriola
Luis Enrique
Luis Fernando Manrique
Luis Loarca Guzmán
Luis Oliveros
Luis Ostorga
Luisa Fernanda Córdova
Luisa Rodríguez
Luisp Corado
Luna Lilith Cristabel
Luz María
M.C. Vásquez
Madguel A. Santos
Magodeoz
Manuel Rodas
Marcelino Maldonado
Marco
Marco Antonio Morales Orellana
Marco Nehemias Chávez Coyoy
Marcos René Leiva Navarro
María Antonieta García Ocaña
María C. Debacle
María Chavarría
María del Carmen Gaitán
María Esther Ruiz Zumel
María Jerez
María Porfiria Rivera
Mariela Hernández
Marilinda
Mario Antonio Barrios y B.
Mario Avila
Mario del Cid
Mario Gilberto Andino Dardón
Mario González (Jlbetter)
Mario Rodolfo Utrera Salazar
Mario Vides
Marlon Francisco
Marlon Monroy
Marta Mena
Maru Luarca
Marvin Cortez-Mejía
Marvin Pineda
Marvin Rafael Sam Chún
Mauricio López Castellanos
Melissa López
Michi Rosas
Miguel Alejandro De León Cardoza
Miguel Cordero
Miguel Racos
Mildred Marroquín
Milton Lorenti
Milton Sandoval
Minoldo Gramajo González
Miriam
Mirna Lissett Carranza
Mishel Alvarez Medina
Mónica A. Garavito
Mónica Navarro
Nancy González Carranza
Neas Moe
Neriant Ramos
Ninoshka Zapata
Noé Chenol Ventura
Noemí Batzin
Norma Navarro de Leiva
Olga A. Aragón Castañeda
Olga Angélica Aragón Castañeda
Omar Alejandro Sontay
Orlando Callejas
Orlando Segundo
Oscar Alexander Escobar
Oscar Arévalo
Oscar Orozco
Oswaldo Rueda
Otto. E. Gutiérrez
Oxwell Lbu
Pablo Hernández M.
Pablo Julieto
Pablo Solórzano Gudiel
Pamela Pacheco Barrios
Paty
Pedro
Pedro Maldonado
Pedro Marroquín
Perla Espinoza
Poly Cinco
Rafael Argueta
Rafael Carías
Rafael Mérida Cruz-Lascano
Raúl Barrera
Rebeca
René Coz
René Mazariegos
Ricardo Boror
Roberto Gabriel Corona
Rodimiro Gramajo
Rodolfo Vicente
Rodrigo
Rodrigo Morales
Rodrigo San Marcos
Rodrigo Ventura
Rogervan
Rolando Enrique Rosales Murga
Rossio Rodas
Rubén Darío Chó Tux
Rudy
Rury Morales
San José Allan Noriega
Sandra Julieta Urrutia
Santa
Sergio Tecum
Silvia Cortéz
Silvia Fortin
Singer
Sonia Reanda
Stephanie
Tito Espinoza
Tommy Morales Neira
Tony de Jesús
Toto Leiva
Víctor Antonio Leiva Navarro
Victor Castellanos
Víctor H. Bonilla M.
Víctor Hugo Hernández
Víctor Leiva Recinos
Víctor Santa Rosa
Vladimir Camas Bolaños
Walter González
Wiliams Castañaza
Wilian Noé Ordóñez Z.
William Saquil
Willy E. Morales
Wilton D. Vásquez
Yader Raudez
Alaíde Foppa
Alan Mills
Alfredo Portillo
Ana María Rodas
Antonio Brañas
Arqueles Morales
Carlos Illescas
Carlos López
Carmen Matute
Carolina Alvarado López
Delia Quiñonez
Dina Posada
Edwin Cifuentes
Elizabeth Alvarez
Enrique Noriega
Francisco Morales Santos
Francisco Nájera
Gerardo Guinea Diez
Guisela López
Haroldo Shetemul
Héctor Rodas Andrade
Humberto Ak’abal
Ilka Oliva Corado
Isabel de los Angeles Ruano
Javier Payeras
José Batres Montúfar
José Luis Villatoro
Julia Esquivel
Julio C. Palencia
Julio Fausto Aguilera
Luis Alfredo Arango
Luis Cardoza y Aragón
Luis de Lión
Luz Méndez De La Vega
Manuel José Arce
Marco Antonio Flores
Mario Matute
Mario Payeras
Mario Roberto Morales
Miguel Angel Asturias
Oscar Arturo Palencia
Otoniel Martínez
Otto René Castillo
Otto-Raúl González
Paolo Guinea Diez
Pedro Miguel
René Leiva
Roberto Monzón
Roberto Obregón
Werner Ovalle López
Nos leen en:

Los farsantes, de Isabel de los Angeles Ruano imprimir | correo
Para ir decapitando monumentos
hace falta el silencio,
los santones hicieron sus columnas
pero no tienen estandartes.

¿Qué lugar daremos a cada quién
en nuestra historia?
Ya ni siquiera importa,
los héroes están muertos
y cada quien fabrica sus hazañas.

El tiempo es un invento malévolo,
nunca aprendió a creer
en la verdad
porque nació desnudo como los hombres,
y, además, ¿es que existe la verdad?


La noche, de Isabel de los Angeles Ruano imprimir | correo
Qué edad, qué frío, qué tormenta
puede ser más terrible
que una noche
a solas,
una noche sin nada, una caverna
olvidada, un pasaje secreto,
de hielo.

Y digo una noche a solas
una noche de tiempo.

Y no hablo de sexo
ni del calor de un cuerpo,
no hablo de alguien, de algo,
hablo de una noche a solas
frente al universo,
en el infinito,
a solas con el cosmos chispeante,
con preguntas fósiles,
con nosotros mismos,
con todo.


Caricatura de la verdad, de Isabel de los Angeles Ruano imprimir | correo
Vengo de mitos desbaratados
donde se quiebra el tiempo.

Armo en mi ser nuevas estructuras.
Necesito el mármol de las viejas creencias
para apoyarme en algo.

Definitiva ha sido mi luz y su ceguera,
ha sido tajante su alucinada escarcha
y mi intento triste de huir de cualquier dogma.

Así, regreso a buscar el techo de una casa,
el calor de las mentiras conocidas,
el cristal que deforme una visión
con los gastados sueños rosa.

Huí de falacias acreditadas,
me despojé de su facilidad y sus cristales
y de pronto en la gruta de Platón vi mi silueta
terriblemente deformada.

Tomado de Poetas guatemaltecas
Antología inédita
de Carlos López


Biografía Isabel de los Angeles Ruano imprimir | correo
Chiquimula, 1945

Poeta y periodista.

Vivió parte de su niñez en México (de 1954 a 1957). A los doce años regresó a Guatemala, donde vivió en los departamentos de Jutiapa y Chiquimula, en el oriente del país. En Chiquimula ingresó al Instituto Normal de Señoritas de Oriente (INSO). Se graduó de maestra de educación primaria en 1964. Estudió letras en la Usac. En 1966, a los 21 años, viajó de nuevo a México y publicó su primer libro de poemas titulado Cariátides, con prólogo de León Felipe. Regresó a Guatemala en 1967 y empezó a trabajar en medios periodísticos. Obtuvo el premio de poesía de la Fundación Givré en el V Festival de Poesía Hispanoamericana de Buenos Aires, en 1979. A finales de los ochenta, se dedicó al comercio ambulante en el centro de la capital, donde vende lociones, desodorantes y jabones, junto con sus versos. Hoy, deambula por la capital, vestida de hombre y alejada de la vida normal. En 2001 el Ministerio de Cultura y Deportes le concedió el Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias.


Tomado del DICCIONARIO DE ESCRITORES GUATEMALTECOS de Carlos López.


Isabel de los Angeles Ruano imprimir | correo
A LUIS CERNUDA

Viejo solitario de la tarde,

te veo con tu vaso de ron, escribiendo

tu tristeza de niebla, trajinante

como una yegua loca, sorbiendo lentamente

una lágrima gris, deslucida, amarillando

junto a la briosa estación del verano.

Te veo envuelto en papeles oscuros

en el departamento quieto, separado

de la ciudad, caminando en sigilo,

viendo que gota a gota se te escapaba el cielo,

huyendo en la bruma metálica de la lluvia,

resguardado en los terribles potros que

cabalgaban

tu antiguo vicio de llorar despierto.

Te resucito en las pavesas alejadas

en las remotas playas del insomnio acezante

y en los inquietos torbellinos de espera.

De niño te encuentro en un caserón deshabitado

y siento crecer en ti brillantes mariposas,

el júbilo de los cuerpos desconocidos

deseados en cualquier parte.

Te quiero en ese resplandor de miedo voluptuoso

donde nació el acento melancólico,

en las ventanas del sueño, en ese gemir suave

de adolescente incendiado en el otoño,

te quiero en el vaivén de habitaciones olvidadas,

ignorado en escalerillas fantasmas,

amarillando una angustia sin nombre,

tragando besos sucios a hurtadillas del día,

comprando una primavera inexistente

bajo un silencio de sombras y sábanas revueltas.

Te busco guarecido en oscuros cinematógrafos,

hundido en cualquier esquina, pensativo,

rumiando tu ingenuidad desmelenada,

sentado en algún bar, fugitivo en derrota,

oyendo un vulgar silbido de jauría,

almacenando siluetas, rompiendo espejos falsos,

lanzando amargas flechas sin respuesta.

Y te gustaba pasear sobre los puentes,

sentir correr los ríos, oír el mar,

te esfumabas con las volutas del ocaso

y mirabas de vez en cuando a las estrellas.

A veces te dolía la vida, casi recuerdo tu gesto,

tu voz taciturna, aquellos ojos que se perdían

tras una lejanía invisible,

tus manos desgranadas en las puertas del alba,

la canción siempre hirviendo en tus torres de espanto,

el violín cabizbajo que reptaba tu ensueño

la máquina de escribir que te seguía

y los discos de jazz disfrazándose en la penumbra.

Entonces añoro las cortinas regadas en torno tuyo,

ese misterio vacío, esa leyendas de avenidas esparcidas,

la guitarra del viento acompañada de roncas voces,

las vacilantes perspectivas de los desvanes macilentos,

el suicidio de peregrinas campanas desquiciadas

desapareciendo en las esclusas derruidas del tiempo.

Añoro las dispersas ansiedades que desgarraron

tu vibrar de avecilla desgajada al invierno,

tu displicente recorrido de espermas apagados,

la aguja que rompía tu vibrante relámpago,

la cuchilla del sexo trepanando tus nervios,

tu tibio abrazo dulce de ruiseñor tremendo,

las noches en que el mundo te crujía insepulto

tras una cordillera de plumajes azules,

la rosa que perdiste en las veredas náuticas,

la emoción presentida, los caminos abiertos

a tus zapatos que hollaban las inciertas regiones

donde un ancla de bermellón ataja los placeres prohibidos

tras las puertas abiertas desbocadas al sueño.

Te siento pasajero, de una inmensidad amorfa

viviendo en las filas de los que retan, en esa

difícil soledad de ir cargando una cantidad de

absurdas cosas,

entre fórmulas aparatosas y obligadas,

en una pirámide de aburrimientos continuados,

y el hastío de ir repitiendo historias

en evasiones que se esconden en laberintos

dislocados, en ese rugir sordo que nace y quema,

en la protesta que vuelca y hiere

junto a las murallas.

Porque llega la hora en que ya nada importa

y entonces explotaron tus versos, te regaste

como una erupción incandescente, como una lava

violenta.

Porque morías en la secuencia de las semanas

de disecadas focas, en las farolas mudas

que quiebran los anhelos caracoleantes,

en los lechos abandonados, en los cocodrilos

de taxidermia inconclusa, en los años que doblan,

en ese instante de ya no sorprenderse,

en ese susto repentino que arrasaba, desolador,

temible, en la repentina voz que aullaba

exigente, profunda, en un fluido de fiebre

como una líquida plataforma que te llevara.

Ahí estaban las azoteas del hielo,

el grito partiéndose en pedazos,

la atribulada pesadumbre de repartirse,

de huir, de esconderse en suburbios pedregosos,

de ser frágil, de humo, efímero, de sólo aventar

un ruego caldeado en disgregados cristales,

en un frío que recorría callejones sonámbulos,

intemperies agonizando bajo epilépticos alambres

sincronizados al fúnebre estertor.

Y te esfumabas en la sangre disuelta de los

cadáveres morados,

en la serenidad del paseante

que violaba las tiránicas ataduras, en la fiera,

inextinguible antorcha que encendías, en la valiente

y dolorosa actitud de ser tú mismo.



LA NOCHE

Qué edad, qué frío, qué tormenta

puede ser más terrible

que una noche

a solas,

una noche sin nada, una caverna

olvidada, un pasaje secreto,

de hielo.

Y digo una noche a solas

una noche de tiempo.

Y no hablo de sexo

ni del calor de un cuerpo,

no hablo de alguien, de algo,

hablo de una noche a solas

frente al universo,

en el infinito,

a solas con el cosmos chispeante,

con preguntas fósiles,

con nosotros mismos,

con todo.


 
 
 

Sitio dedicado a la poesía guatemalteca - poetas guatemaltecos


 
  Francisco Morales Santos     René Leiva     Gerardo Guinea Diez     Arqueles Morales     Luis Alfredo Arango     Antonio Brañas     Otto René Castillo     Alaíde Foppa     Mario Payeras     Carlos Illescas     poesía guatemalteca     Mario Roberto Morales     Francisco Nájera     poemas guatemaltecos     poemas de guatemala     Otto René Castillo     Otto-Raúl González     Julia Esquivel     Enrique Noriega     Julio Fausto Aguilera     Luis de Lión     Manuel José Arce     Otto René Castillo     Isabel de los Angeles Ruano     poemas de guatemala     Miguel Angel Asturias     Ana María Rodas     Carmen Matute     poetas guatemaltecos     Otoniel Martínez     Elizabeth Alvarez     Luis Cardoza y Aragón     Paolo Guinea Diez     Mario Payeras     Julio C. Palencia     Miguel Angel Asturias     poesía guatemalteca     poetas guatemaltecos     Dina Posada     Edwin Cifuentes     Mario Matute     Roberto Monzón     Gisela López     Carlos López     Luis Cardoza y Aragón     José Luis Villatoro     Alaíde Foppa     Julio C. Palencia     Roberto Obregón     Carmen Matute         Delia Quiñonez  


Antología administrada por: Julio C. Palencia