Sin razones Aparentes. Anab. Asturias.
Eres la incertidumbre que aparece cuando todo se ha olvidado, y el recuerdo de la voz dulce de tu mirada que no he perdido. Tú, el solitario desasosiego que calma las tormentas de mi ansiedad, evitas nuestra ausencia bajo la luminaria tenue de la verdad. Y compartiendo soledad a distancia equitativa… brota de tu inmensidad un azul que nos esquiva. Este sonar de nuestras almas enlazado trae ingratos momentos de apego desbocado. Tu nombre… que lacera mi piel sin piedad ha roto el reposo de mi oscuridad.